Ducha con mampara y plantas decorado

CAMBIAR DE BAÑERA A DUCHA: LA TRANSFORMACIÓN QUE TU BAÑO NECESITA

El baño es un espacio fundamental en cada vivienda, y su funcionalidad y estilo juegan un papel crucial en nuestra vida diaria. Si estás buscando darle un cambio y revitalizar tu baño, cambiar tu bañera por una ducha, puede ser una decisión inteligente y transformadora.

En este blog te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre este cambio. ¡Acompáñanos!

POR QUÉ CAMBIAR DE BAÑERA A DUCHA

Por qué cambiar de bañera a ducha

ESPACIO: El hecho de cambiar una bañera por una ducha puede liberar espacio y convertir tu baño en un espacio más amplio y accesible.

SEGURIDAD: Las duchas ofrecen un nivel de seguridad mayor que las bañeras, especialmente en niños pequeños o en gente mayor o con dificultades de movilidad.

ESTILO Y MODERNIDAD: Las duchas pueden modernizar tu baño y embellecerlo, ya que es un elemento de tendencias más modernas y actuales.

PLANIFICACIÓN Y DISEÑO

EVALUACIÓN DEL ESPACIO: Para realizar esta obra, es importante seguir una serie de premisas. Comienza haciendo mediciones precisas sobre donde se instalará tu nueva ducha mientras identificas que no hay ningún objeto que pueda ser limitante para la instalación.

Por último, asegúrate de que la nueva ubicación permita un acceso cómodo y sin obstrucciones para las personas que se muevan por ahí.

SELECCIÓN DE MATERIALES: Busca materiales de la ducha de calidad para la base, escoge una puerta para acceder y salir del baño según si deseas una puerta corredera o una tradicional, y decide grifos cómodos para el funcionamiento según la comodidad y la funcionalidad que ofrecen.

ACCESORIOS COMPLEMENTARIOS: Considera ideas complementarias como estanterías empotradas cercanas a la ducha, barras de agarre que mejoren la seguridad y un toallero cercano a la ducha para colocar ahí las toallas y las batas. Así como elementos para iluminar el espacio.

Baño estilo moderno con ducha
Baño con ducha y mampara decorado en blanco iluminado

POR QUÉ CAMBIAR DE BAÑERA A DUCHA

Baño con ducha y cabina estética

DESMONTAJE DE LA BAÑERA: Contrata un profesional que se encargue de esto. Contará con un equipo de herramientas de trabajo y apagará los suministros de agua, cortará o desmontará la bañera y por último eliminará los escombros que queden en la zona.

PREPARACIÓN DEL ESPACIO: A continuación, se pasará a comprobar que las paredes y el suelo estén bien ubicados, si existe algún daño se reparará. Por último, el fontanero se asegurará de que el desagüe esté en buen estado y alineado con la ducha

INSTALACIÓN DE LA DUCHA: El fontanero comenzará colocando la base de la ducha, instalando los paneles y las paredes de la ducha, conectando los grifos o sistemas de funcionamiento y aplicando los sellados finales.

PLANIFICACIÓN Y DISEÑO

Una vez que has completado la instalación de tu nueva ducha, es esencial darle mantenimiento correctamente para asegurar su durabilidad y funcionamiento óptimo. Aquí tienes algunos consejos para el mantenimiento y cuidado de tu ducha:

LIMPIEZA REGULAR: Establece una rutina de limpieza para evitar la acumulación de suciedad. Cambiar de bañera a ducha hará que la limpieza sea más fácil. 

EVITA EL USO DE PRODUCTOS AGRESIVOS: No utilices limpiadores ácidos o abrasivos, ya que pueden dañar la superficie de la ducha. Opta por limpiadores específicamente diseñados para baños.

Baño con paredes rosadas con lunares

ATIENDE LOS DESAGUES: Comprueba periódicamente los desagües para asegurarte de que estén libres de obstrucciones. Limpia los filtros y retira pelos u otros objetos que puedan obstruir el flujo de agua

REVISA LAS JUNTAS Y SELLADOS: Inspecciona regularmente las juntas y sellados alrededor de la ducha. Si observas signos de deterioro o desgaste, repáralos o reemplázalos para prevenir filtraciones.

Baño con decoración blanca

MANTÉN LOS ACCESORIOS EN BUEN ESTADO: Limpia regularmente los grifos, cabezales de ducha y otros accesorios para evitar la acumulación de cal y mantener su funcionamiento óptimo.

EVITA GOLPES E IMPACTOS: Ten precaución al colocar objetos dentro de la ducha para evitar golpear las superficies y accesorios, lo cual podría causar daños.

¡Atrévete a dar el paso de cambiar de bañera a ducha y experimenta la maravillosa transformación que tu baño necesita!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accessibility Toolbar

Scroll al inicio